music is life♥

sábado, 1 de junio de 2013

aprender a vivir

En un bar se ve todo...desde el reflejo de tus propios ojos en el vaso a el reflejo de los ojos de las otras personas en los de las personas que tienen enfrente. Y hay muchos ojos que ver, muchas bocas, muchas manos, muchos brazos cruzados que ver. Hay muchas mesas que ver. Está esa de dos adultos mayores, que parecen cansados de la rutina, ella cansada de ver a su marido suponer |que sabe todo acerca de ella, hasta como se siente cuando no es así; el no se da cuenta; ella lo perdona. Y siguen cansados de ellos, y de la vida. Esta aquella otra de varios jóvenes de casi 20 años si no me equivoco, esos que creen saberlo todo de las mujeres y por eso también creen saber absolutamente todo de la vida; pero no es así. Ellos pueden saber como encararse a una mina, como hacer lo que quieran con ella e irse con las manos limpias, pero no saben lo que es el amor no saben que es necesitar a alguien, no saben sentirse llenos y vacíos al mismo tiempo (aunque yo tampoco), no saben que se siente vivir. A lo lejos se veía aquella otra mesa...dos enamorados, dos mundos llenándose con los ojos, sonriéndose, viviendo el hoy pero con la preocupación del mañana; ellos saben lo que es la vida,la tienen a dos centímetros de distancia, pero no la llegan a disfrutar demasiado porque se preocupan mucho por como quedará su corazón mañana. Y mañana es mañana no hoy, no es vivir. Pero mis ojos alcanzaron a percibir otra mesa, y eso que era la que más tenía cerca. Eran una nenita y su papá.  Los dos tenían la alegría de compartir con el otro marcada en sus caras, la alegría de vivir, de despertarse y decir:" hoy será un gran día, porque lo compartiré con esta persona", alegría de vivir el hoy, de vivir para prestarle la simple alegria de vivir a otro.Y esa es la mesa que más me gustó, y si la gente (si es que esa gente existe) no entiende lo que quise explicar, es porque quizás prefiere vivir con los ojos cerrados y dejarse llevar por la corriente o tal vez nunca ha querido vivir realmente...


de mi yo más confiado

miércoles, 29 de mayo de 2013

invenciones

No somos nada siéndolo todo. Pero Somos todo siendo nada. Y sí, estoy inventándolo todo. Por tí. Por el encuentro postergado una, dos veces, no sé, se me hace miles...Hoy se da de neutralidad. Y funciona no reirse ni llorar, quedarse quieta sin emociones como la moneda que no cayó ni de cara ni de cruz, la que se trabó por no se que cosa del destino no predestinado. Ella había pensado en qué ponerse, o cual de todas sus sonrisas usar...esa falsa que uno se pone con gente que no le cae bien para ser educado, esa la verdadera, de entre amigas que se borra aveces con el llanto de alegría, o quizás la que se usa por compromiso cuando te dan un regalo de cumpleaños que no era el que esperabas...pero para él se guardó la sonrisa mas sonrisa de todas, esa loca que busca la sonrisa del otro, esa que te obliga a despertarte si estas aburrido o deprimido o tal vez dormido por falta de motivos para seguir viviendo. Y él no le dio tiempo, tiempo de mostrarle esa sonrisa, que puede que esté hecha para él. Y ella tal vez se hartó de querer arrancar sonrisas, quizás espera que alguna vez se las arranquen a ella. Y piensa que él no debe ser el correcto pero le da otra oportunidad, no quiere dejar un juego que jamás empezó, las fichas recién comienzan a moverse, están en su punto medio, a mitad de recorrido sin recorrer. Y sí, estoy inventándolo todo. Por tí. Porque tú eres mi todo, en este momento. Tal vez el no sienta que es su todo, en este momento, ni mañana, ni nunca, pero eso no importa... Ella lo quiere, y el cree que también, y eso basta. Basta para que  el juego siga su rumbo de una maldita vez. Y sí ríete( ironicamente, con orgullo de macho o solo porque pretendías en tu mente un "te lo dije", aunque ambos sepamos que ese "te lo dije" nunca existió) porque estaba inventándolo todo. Por tí. 

porque quizás te quiero o quizás no, quizás estoy inventándolo todo...no sé, lo dejo a tu criterio 



de mi yo más confiado

follow me