music is life♥

jueves, 7 de noviembre de 2013

Maldito sueño

-¿te puede gustar alguien que no creías que te gustaba pero sabías que sí, aunque ya no?
-Si, pero en tu caso siempre te gustó y jamás te dejó de gustar si es quien yo pienso
-No, no es él...
-Ah, entonces se puede.

_Fin de la discusión con Renata_

La tomó por la mano, su mano débil. Su estado de conciencia en ese momento estaba vendado, veía niebla y pajaritos de colores. De repente la canción empezó a sonar. Suspiró, no de alegría no, de resignación a un hecho casi irrevocable. Como lo odiaba y lo quería al mismo tiempo. Era increíble, increiblemente cierto...
Los pies bailaban por encima de los suyos. Se moría de ganas de mirarlo, pero una vez apartada la mirada del suelo no tendría retorno, ahora o nunca, mejor nunca, na mejor ahora. Le encantaban sus ojos verdes, parecían infinitos. Quería perderse en ellos, y en la música y en el olor a caos en el aire. Pero no, no lo vale o si? No, no lo vale. Se volvió una niña estúpida bailando al compás de una música aún más estúpida. La giro en su eje algunas veces, parecían miles, la giro a ella y le giro el mundo, el alma. Hermoso. Espacio vital: invadido. Sentido común: nulo. Dale acercate un cachito más, qué te cuesta mirarme a los ojos y mentirme, decirme que esto es para siempre que todo va a estar bien. Mentime que me encanta, pero me encanta porque lo hacés vos, y no otro, la ecepción a la regla chiquito. Ya te conozco la sonrisa de gato...pero así nomas, como hechar ese vistazo a un desconocido que se sabe que se conoce pero no se sabe si el otro recuerda haberlo conocido a uno. Te quiero conocer la sonrisa de gato, justificar porque abrís tanto lo ojos cuando querés dar a entender lo obio de un tema, la diferencia de enojo que se te da cuando te embroncas en serio y cuando lo hacés para reirte un rato,, quiero saber el porque sos así y no asá. Quiero saberte y entenderte todito. Dale sigamos bailando, pero vos y yo, más yo que vos sabemos como termina esto. Se termina ahora cuando te acerques y hagas lo que en realidad querías hacer cuando me agarraste la mano. Lo que querías hacer y lo disfrazaste de baile. Porque los dos sabemos más vos que yo, que tengo razón...


_Retorno conversación con Renata_

-bajale al suspenso
-callate Renata yo me entiendo
-ninguna de las dos se entiende
-bueno sí, eso.

de mi yo más confiado

domingo, 3 de noviembre de 2013

Quererse distinto

Un diablo disfrazado de duende trabajador cruzó corriendo el pasillo, olía a vino de madrugada  y a cenizas recién apagadas.
Tropezó y dejó caer sus papeles, su careta también cayó al suelo. 
Pero de repente ya no olía a vino de madrugada, ni a cenizas recién apagadas, ahora olía a flores y a vida casta.
Dejó la careta y cojió el manto negro y blanco, hizo la señal de la cruz. 
Cuando se dio cuenta de haber hecho mal la señal de la cruz, dejó de oler a flores y a vida casta.
Ahora olía a pobreza rutinaria y a las cosas bien hechas.
Abandonó el manto y se puso un  viejo vestido azul.
Corría rápidamente de acá para allá y de allá para más acá, haciendo mandados que su vida familiar le demandaba . 
Cuando dejó de pensar en sí misma, dejó el vestido y se volvió pequeño.
Tomó la conciencia en sus manos, como una pelota hallada el el suelo.
De pronto dejó de oler a pobreza rutinaria y a cosas bien hechas.
Ahora olía a infancia, a sueños, a esperanza...
Sobre todo a esperanza.
Y se quedó así, no cambíó más, pensando que esa era la única forma de volver al principio, de hacerse bueno.
Y pasó del rojo, al verde...de pronto tenía remedio.


Y Renata asintió sonriendo.

De mi yo más confiado

follow me