music is life♥

domingo, 17 de noviembre de 2013

El vacio dentro y fuera nuestro

Me siento tan llenamente vacía que no sé si en verdad estoy llena de nada, vacía de todo o solo siento vacío y lleno simultáneamente...verá usted la vida es un caos infinito dentro y fuera de nuestro ser. El vacío tan vacío de todo y lleno de nada que siento se parece a esos días en que él no me hablaba y llenaba de música y buenos libros. Pero nada como el alcohol que a medida que mas te llena más te vacía y vos contento, facinante. Casi extraordinario y digo casi porque para que sea del todo extraordinario tendría q cambiarte la vida Y por mala suerte no es así. Y el vacío se siente tan real que hasta a veces siento que me sale por la boca en forma de grito silencioso casi mudo y por las orejas vaciándome y llenándome de vacío de afuera más o menos al mismo tiempo más o menos entera. Escalofriante, con lo poco que uso esa palabra Doc. Es que el vacío lleno de nada ya parece una asignatura pendiente, de esas que te carcomen el alma cuando te acuerdas de porque no las hacés. Es una reverenda mierda, perdone la falta de educación doc. pero es que no tiene una forma más suave de expresarse mi expresión ¿entiende? El vacío te llega aunque siempre estuvo, y te harta y cuando no pudiste estar más harto de estar harto el vacío se harta de hartarte y se va y después vuelve es como una sortija en la calesita que nadie llega a agarrar, escurridizo, casi inalcanzable. Así el vacío vuelve y te harta de nuevo, es una locura ché. Tan loco que siento que ahí viene de nuevo, sí ahí está esperándome en forma de flor del paraíso y yo tan estúpida de caerme al querer tomarla por el tallo, como todos. Que estúpida, estúpida pero quizá no vacía del todo
...


de mi yo más confiado

jueves, 7 de noviembre de 2013

Maldito sueño

-¿te puede gustar alguien que no creías que te gustaba pero sabías que sí, aunque ya no?
-Si, pero en tu caso siempre te gustó y jamás te dejó de gustar si es quien yo pienso
-No, no es él...
-Ah, entonces se puede.

_Fin de la discusión con Renata_

La tomó por la mano, su mano débil. Su estado de conciencia en ese momento estaba vendado, veía niebla y pajaritos de colores. De repente la canción empezó a sonar. Suspiró, no de alegría no, de resignación a un hecho casi irrevocable. Como lo odiaba y lo quería al mismo tiempo. Era increíble, increiblemente cierto...
Los pies bailaban por encima de los suyos. Se moría de ganas de mirarlo, pero una vez apartada la mirada del suelo no tendría retorno, ahora o nunca, mejor nunca, na mejor ahora. Le encantaban sus ojos verdes, parecían infinitos. Quería perderse en ellos, y en la música y en el olor a caos en el aire. Pero no, no lo vale o si? No, no lo vale. Se volvió una niña estúpida bailando al compás de una música aún más estúpida. La giro en su eje algunas veces, parecían miles, la giro a ella y le giro el mundo, el alma. Hermoso. Espacio vital: invadido. Sentido común: nulo. Dale acercate un cachito más, qué te cuesta mirarme a los ojos y mentirme, decirme que esto es para siempre que todo va a estar bien. Mentime que me encanta, pero me encanta porque lo hacés vos, y no otro, la ecepción a la regla chiquito. Ya te conozco la sonrisa de gato...pero así nomas, como hechar ese vistazo a un desconocido que se sabe que se conoce pero no se sabe si el otro recuerda haberlo conocido a uno. Te quiero conocer la sonrisa de gato, justificar porque abrís tanto lo ojos cuando querés dar a entender lo obio de un tema, la diferencia de enojo que se te da cuando te embroncas en serio y cuando lo hacés para reirte un rato,, quiero saber el porque sos así y no asá. Quiero saberte y entenderte todito. Dale sigamos bailando, pero vos y yo, más yo que vos sabemos como termina esto. Se termina ahora cuando te acerques y hagas lo que en realidad querías hacer cuando me agarraste la mano. Lo que querías hacer y lo disfrazaste de baile. Porque los dos sabemos más vos que yo, que tengo razón...


_Retorno conversación con Renata_

-bajale al suspenso
-callate Renata yo me entiendo
-ninguna de las dos se entiende
-bueno sí, eso.

de mi yo más confiado

domingo, 3 de noviembre de 2013

Quererse distinto

Un diablo disfrazado de duende trabajador cruzó corriendo el pasillo, olía a vino de madrugada  y a cenizas recién apagadas.
Tropezó y dejó caer sus papeles, su careta también cayó al suelo. 
Pero de repente ya no olía a vino de madrugada, ni a cenizas recién apagadas, ahora olía a flores y a vida casta.
Dejó la careta y cojió el manto negro y blanco, hizo la señal de la cruz. 
Cuando se dio cuenta de haber hecho mal la señal de la cruz, dejó de oler a flores y a vida casta.
Ahora olía a pobreza rutinaria y a las cosas bien hechas.
Abandonó el manto y se puso un  viejo vestido azul.
Corría rápidamente de acá para allá y de allá para más acá, haciendo mandados que su vida familiar le demandaba . 
Cuando dejó de pensar en sí misma, dejó el vestido y se volvió pequeño.
Tomó la conciencia en sus manos, como una pelota hallada el el suelo.
De pronto dejó de oler a pobreza rutinaria y a cosas bien hechas.
Ahora olía a infancia, a sueños, a esperanza...
Sobre todo a esperanza.
Y se quedó así, no cambíó más, pensando que esa era la única forma de volver al principio, de hacerse bueno.
Y pasó del rojo, al verde...de pronto tenía remedio.


Y Renata asintió sonriendo.

De mi yo más confiado

viernes, 25 de octubre de 2013

Plenitud

Te enamoraste de la plenitud de su espalda. Espalda que llevaba por encima, esfuerzo, determinación y pasión. Sobre todo pasión. Pasión por aquel líquido transparente que le cubría el cuerpo una y otra vez, cada semana. Pasión por mover aquellos brazos y aquellas piernas a un ritmo perfecto. Pasión por esa carrera contra sí mismo. Te enamoraste del sonido de aquel silbato, porque aquel silbato significaba largada y largada significaba salto al vacío. Como te encantaba su salto al vacío, a la nada transparente. Te enamoraste de la flexión de sus rodillas, del impulso, de las manos en flecha, te enamoraste de la plenitud de su espalda cayendo al vacío, unida al vértigo. Te gustaba lo imponente de sus hombros rasgados de rutina. Te enamoró solo una de sus cosas buenas. La veías una y otra vez y te siguió enamorando. Te enamoraste de la plenitud de su espalda porque su espalda lo hacía pleno, y a vos...

 te hacía 

                                                   plena 
                                                                                           amarla.



de mi yo más confiado

lunes, 21 de octubre de 2013

Gestos

Solo un gesto. Un gesto para llamar la atención como el de aquella chica de sonrisa grande que levanta ambos brazos para que alguien la escuche. El gesto de nerviosismo cuando la compañera se muerde  la punta del pelo, ya blanca de tanta ansiedad contenida. Ese gesto que usabas para evitar que cualquiera o todos o nadie se diera cuenta de tu verguenza a punto de salirte por los poros. El gesto lastimoso y a veces disgustante de morderte las uñas cuando te agarran ganas de esperar algo aunque no sepas bien qué, ni yo tampoco. Ese gesto de cariño que usa tu abuelo para saludarte que a vos no te gusta, pero lo aceptás, porque es tu abuelo, porque lo querés, porque es su gesto. Un gesto que usa tu amiga todo el tiempo, esa cosa rara con los ojos, sólo de ella. Un gesto para hacerte reir o para hacerte llorar, o enojar, un gesto para saludarte y otro para despedirte. Un gesto . El gesto que nunca te conocí, que es lo que uno más recuerda del otro y de vos, y no, y sí. Un gesto, una imagen del alma que no se puede describir con palabras.
Su gesto. Tu gesto. Mi gesto
Miles gestos.
Infinitos gestos.
Un gesto.
El tuyo.
El que nunca llegué a conocer.

De mi yo más confiado

sábado, 12 de octubre de 2013

El mucho gusto que me gustaría haberte dicho.

Ulises la vio, tenía una camisa a cuadros descolorida, unos borcegos raídos y la mirada perdida en nosequé libro. A Ulises no le gustaba leer, creía que los libros estaban llenos de maravillas imposibles. A ella le encantaba, creía que la vida era una maravilla imposible. El viento entraba por la ventanilla del colectivo despeinándola sin pudor; ella no lo notó, leía. El tampoco lo notó, la leía a ella.
De repente le asaltó esa sensación de pánico que te asalta cuando se está a punto de perder el control de todo. El colectivo frenó de golpe y se la llevó dejándolo con esa horrible sensación pegada a la piel. ¿Quién era? Ya no importaba, se había ido, no la volvería a ver. Y Ulises se sintió tonto por creer tan poco en los milagros.
Malena lo había visto, sin que él la viera. Y lo atrapó con la mente y el espíritu como ella  siempre decía. Cuando se dio cuenta de que el colectivo se había pasado su parada, corrió a bajarse. Lo saludó mentalmente, “Chau Ulises”.  Al menos ese era el nombre que alcanzó a leer en su campera. Pensó, que quizás lo volvería a ver… Y se sintió tonta por creer demasiado en los milagros.

Pero la vida es algo loco, y una casualidad los haría volver a encontrarse. Más que casualidad, milagro.



De mi yo más confiado

viernes, 11 de octubre de 2013

Renata se fue

Y le dije a Renata que se calle, y se calló. Creo que se tomó unas vacaciones, no sé cuando va a volver, pero ya la extraño... Y la llamo pero no vuelve, no sé que le pasa, creo que se enojó. Pero me parece que estoy mejor sin ella...o al menos creo que estoy mejor sin ella. Bueno no lo digo como si fuera una asesina serial (a los asesinos seriales no les molesta tenerla sucia) lo digo como una persona que casi nunca la escucha porque cree que la mejor filosofia de vida es lo que se dice "Carpe diem". Aunque es bastante dificil implementarlo porque ella siempre vuelve a mí, en las buenas y en las malas. Ella siempre al pie del cañón, y yo siempre apuntandole con el cañón a ella. -Sin ofenderte Renata, pero a veces no te banco, hablás demasiado y no hay quien te cierre la boca. Parece que te diste cuenta de que necesitaba un break de vos, y te fuiste, asi sin más que el ruido de un portaso que me llegó tardío. Y es que me pensé al principio que fue felicidad pura, pero después la felicidad pura cambió de nombre a "indiferencia" y te extraño, extraño que me digas lo que tengo que hacer, siempre tratando de llevarme para el lado racional y cuando te hartaba con mis opiniones en tu contra me decías simplemente "hace lo que quieras"; extraño querer llevarte la contra, porque ahora que ya no estás perdió el sentido llevarle la contra a la gente y levartela a vos. Es aburrido vivir asi. Espero que vuelvas y que cuando lo hagas no vengas rebautizada, yo se que te gustaría cambiarte el nombre pero tenés que aprender que lo que uno quiere cambiar no está en el nombre, está en las venas...

PD: prometo llevarte la contra en todo momento, por los siglos de los siglos, amén.


de mi yo más confiada

martes, 24 de septiembre de 2013

Sonia querida

Hay Sonia! que vestís de alegría cualquier situación insalvable. Te crees la reina del show y el único show es tu entrada a aquel siquiátrico. Pintas mariposas de colores  donde solo hay nubes negras, negras de dolor, de silencio, de locura. La locura te consume poco a poco, como en aquel 14 de febrero. Seguro que lo recuerdas, o quizás lo borraste de tu memoria para hacerte la vida mejor, más vida. Te inventaste un nuevo calendario sin San Valentín, sin aquella bala, sin aquel episodio trágico que te volvió "eso" que sos ahora. Porque ya no sos una persona,  sos un ángel, un ángel negro esperando, esperándolo a él,  para ser rescatada...pero él ya no esta Sonia, tu crees que sí, porque necesitas creer en algo porque sino te mueres. Igual que yo, igual que todos. Ya no te basta con zapatear los pies contra el suelo frio y morderte el pelo de esa manera obsesiva y nerviosa que te caracteriza, ya no te basta la risa falsa, los gritos, los sueños que algún día pensaste que podías cumplir. Sonia esta muerta, y aunque en realidad sigue viva, no sabe como  seguir, no tiene de que agarrarse... -Mi amoooor! Mi amooor! Deja de gritar ya, que no te sirve de nada; ninguno de esos gritos podrán atravesar esas paredes de vidrio reforzado; ninguno llegará al las flores marchitas del jardín; ninguno pedirá ayuda; ninguno llegara a los oídos de él Sonia, por más que lo creas mucho y reces 20 rosarios, no te servirá de nada...Porque aquí no existe la Fe, aquí no existen esas mariposas de colores que ves en tu ventana, es sólo tu imaginación y no falta mucho para que mueras junto con ella.
                                                              
-A dormir Sonia...

De mi yo más teatralista

jueves, 19 de septiembre de 2013

Leete esto...

Uno explicando sin que nadie lo escuche, otro escuchando sin que nadie le explique. Uno ojeando una hoja, otro rayándosela. Uno escuchando música,  otro hablándole a ese que no le va a prestar atencíon. Unos llendo de un lado a otro, otros con la ley mínima de esfuerzo incorporada en los genes. Unos riendo al no entender absolutamente nada, otros que el tema ya se lo saben de memoria. Unos casi a punto de  caer con los párpados cerrados sobre el banco, otros que ya han caído hace rato. Unos concentrados en las explicaciones, otros concentrándose en su mundo. Unos haciendo chistes e imitaciones, otros riéndose de los chistes e imitaciones. Uno que entra, otro que sale. Machete que va machete que viene. Unos copiando, otros dibujando. Unos charleteando, otros escuchando como los unos charletean...
-¡Cerrá la ventana! -¿Quién prendió el ventilador? -¡Prendé la estufa dale! -¿Quién tiro esa tiza? -Prestame el liquit -¡Chicos les tengo que contar algo! -¿Quién faltó? -¡Chicos los llama el director! -Hora libre! -Creo que faltó el profe, che -Ya fue loco, callense  -No entiendo nada -Cuando vallan a la facultad..., -Buee si falta para eso! -No hagamos nada hoy -Si, si quinto se esta portando mal -Quedó algo?(en la cocina)-Si eso también lo estamos dando en psicología...-Chicos hagan como que prestan atención o me desconcentro-Ok so...- Qué¨hay que hacer??-¡Correte que no veo! -Uuu re pesado -Son unas histéricas... -¡Son unos boludos!
Que tengo hambre, que tengo sueño, que me quiero ir. Actos, convivencias, campamento, jornada, mate cocido, bizcocho seco, mates, recreos, Bariloche botón, viajes, pruebas, gritos, risas, llanto, recuerdos, alegría, locura  rutinaria única y memorable...

Secundaria




 Miguelito miguelito que amargado se te ve...se te va la mejor banda qué carajo vas a hacer?!

Promo 2013 de la  margis

jueves, 12 de septiembre de 2013

9

Que me levanto con ganas de saltar bien alto, de jugar a ser libre y soñar 20 mundos distintos a la vez. Que ya me puede cualquier cosa que me haga bien. El sexto sentido lo dejé tirado en el piso gritándome mientras yo, lo más pancha sigo en la mía, llevándole la contra (como siempre). Que si es "sí", hago el no, que si es "no", me invento el sí. Ya no me muero de angustia por cosas absurdas, ni hago catarsis con Aristóteles, ahora me la juego a todo o nada. Y me chupa todo un huevo o más. Que disfruto cada vida que se acerca, cada olor, cada alegría sin importar que tan pobre sea. Que aquel chico de pelo largo y la mirada juguetona me ilumino la mirada. Y no, no lo amo, ni lo quiero, solo me puede su alegría, sus ganas de vivir me pintan las mías que estaban un toque muertas en el piso. Y yo que carajo se lo que quiero, y vos menos, y no importa, ahora solo importa vivir; y tu sonrisa y la mía y la del universo entero. Dejar de preocuparse tanto por el futuro (si yo también voy a ir a la facu, pero ya está, falta todavía), y de pensar tanto todo, solo ser y hacer cuanto nos de la gana y después bancarte todas las avalanchas y  los fuegos artificiales. Que el ser humano esta hecho a prueba de fuego, pasó mil y una depresiones y aún así se levantó y siguió tratando de sobrevivir. Y voy a cambiar eso, le quitare el "sobre-" porque de eso se trata este mundo...de cambiarlo pintarlo desarmarlo y volverlo a armar no de tratar de mantenerse en pie porque para eso están los árboles... Comencemos de nuevo... -Mucho gusto, ¿cómo le va? Soy  el señor "Carpe diem" y vengo a darle consejos sobre eso a lo que usted llama "vida".




Mucho gusto, pase usted.


de mi yo más confiado 

lunes, 2 de septiembre de 2013

8

Perdí mi centro. Sí, otra vez. Suele pasar...seguido, y generalmente lo encuentro pero no sé cuanto va a llevar eso ahora. Últimamente me he vuelto un poco ciega, un poco estúpida, un poco...deprimida.
Lo perdí..- sí, sí a mi centro, que no escuchás Renata? lo perdí en aquel idiota que cuando yo le preguntaba la famosa " ¡qué vas a hacer cuando termines la secu?" él me decía, ser feliz.  Lo perdí en cada día que no albergaba una maldita risa. Lo perdí cuando me despertaba sin un motivo por el cual vivir, cuando yo bien sabía que había miles por los que hacerlo.
Lo perdí y estoy esperando casi al borde de un limbo que alguien me diga donde está (Renata me reprochó que eso no va a pasar) -Ya sé Renata, ya sé. Mi profe de Psicología dice que los sueños reflejan deseos reprimidos del alma, quizá por esos deseos que nunca voy a conseguir sigo esperando la ansiada luz verde para seguir avanzando. Ví que estabas ahí, en mi sueño, claro (aunque te ivas como ya te fuiste hace rato riendote de mi deseperación desesperanzada ). Quizás estoy buscando refugio en mis sueños a lo que ya me atrapó hace bastante... Na, la solución no es evitar reprimir esos deseos. Renata sabe lo que hace, ella es sabia. Mucho. 
La solución es hallar mi centro. Otra vez volver a las cosas más simples: mis amigos (en sus buenos días), una película (de esas que me convencen que todavía hay mucho por delante), mis horitas de teatro (que tanto me alegran el alma), una flor, una corriente de aire, un día de invierno de esos que parecen que son de verano, un tereré, una risa nacida de la nada... Pero al final todo se resume a eso, mi risa. Algo que vos me enseñaste que yo ya sabía y me hice la que no para darte el gusto. ¿Viste como te quería? 
Necesito reirme de mí, de ellos, de los árboles, de la vida, y no importa si vos no estás para hacerlo (porque ahora ya lo entiendo) porque al fin y al cabo la que siempre le levantaba el ánimo a la situación sin ayuda era yo.
*Y claro, mi Renata querida me dio la razón.*

De mi yo más despierto

martes, 20 de agosto de 2013

7

Renata se dio cuenta de que la torta que había disfrutado hasta hace unos días, se estaba acabando...De nuevo el pan. Misero pan de siempre, misera vista negativa del mundo. No! Basta Renata se dijo: -¡hay que cambiar eso!Yo le dije: -sí, es cierto, todos sentimos brillar más de vez en cuando, pero cuando la luz se apaga lentamente hay que saber como mantenerla encendida. Tan simples, y confusas sonaban mis palabras, que ni yo sabía ya de que estábamos hablando. Volví a mi centro. No necesitas de ningún alguien por el momento, al menos eso es lo que dicen todos, y bueno yo a veces escucho al colectivo general de siempre. -Vos tenés que hacer lo mismo, aunque se sienta muy duro, aunque en la noche te sientas sola, aunque creas que de la risa te vas al llanto. No hace falta callar los sentimientos, eso no sirve, créeme ya lo he intentado. Pero si puedes afrontarlos, y si a los otros no les gustan ALLÁ ELLOS ¿desde cuando la gente se siente conforme con las acciones de los otros? la mayoría de las veces sólo se conforman con las suyas...Puedes hacer lo que quieras contigo, eso te hace libre. Libre de pensar mil mundos diferentes y de pintar con tus acuarelas (esas que aún siguen escondidas en aquel viejo cajón) el tuyo propio. Libre de creer que la gente a veces es buena "porque sí" y no "para". Libre de perseguir tus sueños, o de crear alguno nuevo, -porque sé que tú no eres de soñar mucho-.Así le enseñé a Renata que la vida sigue como sea, no te da tregua, no espera que te levantes...aunque aveces te patee mucho debes seguir con lagrimas y raspaduras, porque eso es lo bueno de la vida...vivir.
Yo no soy muy de rezar mucho, pero rezo por mi bien que Renata se trague mis palabras, porque yo todavía no las digiero.


volvemos a la maldita cuenta

miércoles, 7 de agosto de 2013

Volví a mi centro.

Estoy como más en el aire. O más aireada. Más en paz. Más en mí. Más yo. Más feliz. Ya no me dan esas  ganas de ahogarme llorando por cosas sin sentido (aunque en ese momento parecían tener el mayor sentido del mundo) con banda de sonora de fondo a aquellas canciones deprimentes que por ahora no quiero volver a oir. Ya me siento mejor. Dejó de llover. Bariloche me sacó el mambo de encima y me ordenó los estantes desacomodados. Me hizo bien. Es sentirse enérgica, con ganas de vivir, de volar, de jugar a todo o nada, ya no me dan  miedo algunas cosas que creía imposibles de cumplir, ya no me importa perder si es que no dejé pasar la oportunidad de intentarlo. Y sí. Creo que estoy más loca que antes, me lo han dicho, ¿y qué? Así estoy más yo, vuelo sobre todos sin joder a nadie y me río entre las nubes cuando yo quiera y como quiera a gritos o a llantos. Ya no siento pudor de guardarme nada, es en la cara, cortito y al pie, y si no te gusta bueno, tenía que decírtelo porque ahora soy más yo, más otra, más "Yo no quiero volver atrás"; pero no, estoy mintiendo si volvería atrás...volvería al 25 de julio cuando tenía los nervios en la garganta y no me caía la ficha de lo que estaba a punto de vivir cuando el chofer se decidiera a arrancar ese micro negro y naranja. Ese micro lleno de gente conocida que pensaba que no les caía tan bien, y de gente no tan conocida que valió la pena conocer. Gente despelotada, loca, alegre, gente adolescente con ganas de bariloche botón y que esto nunca se termine. Gente que me hizo pasar una de las mejores semanas de mi vida y dudo si no fue la mejor; gente que se cagó de risa conmigo en los pasillos, que se chocó la pantalla en el cole, gente que me compartió en asiento, gente que me golpeaba la puerta a las 8 de la mañana para decirme que saliamos a las 9, gente que bailó hasta que los pies ya no le dieron, que hicieron jodas por teléfono, me robaron el secador, gente que se embarró, gente que vivió, gente que se volvió loca igual que yo y que jamás voy a sacar del corazón. Bariloche 2013 fuiste lo mejor y más, nunca te voy a olvidar, no quiero hacerlo...porque a las cosas grandes se las lleva siempre adentro...hasta el final.


 ♫ oh oh oh eooooh la banda del mono llegó 

de camii obiamente

martes, 23 de julio de 2013

6

No sé si vivo o solo floto. Pero lo extraño. Nunca lo extrañé tanto. Estoy cansada de poner falsas ilusiones en un altar que tarde o temprano se caerá, ya se cayó hace tiempo. Siempre es la misma vuelta de rosca. Yo soy el problema. Me encariño rápido. Me estoy volviendo loca, imaginándome su risa (esa que oí el otro día por celular, y sonaba mas risa que de costumbre) su falta de miedo a vivir, su sinceridad sin escrúpulos, sus ganas de hacer locuras y de ser feliz. Parece que eso nunca lo intentó conmigo. Él era es lo que necesito, es que sabe como hacerme reir, o enojar aunque lo que últimamente me haya hecho a sido llorar. Ahora sólo me queda la almohada de escudo a esas lágrimas y la música de puente a un lugar mejor. Espero que alguna vez se de cuenta donde queda ese lugar y que lo encuentre, no importa si no es conmigo. Tengo ganas de gritarle todo el tiempo pero no existen motivos para hacerlo, ese es el punto. No hay razones para estar feliz pero tampoco para estar triste. Es que necesito verlo, y otra vez nosotros, y que todo sea como antes, aunque él me diga que vivo en el pasado no entiende que nosotros nunca tuvimos un pasado y por eso ruego un presente. Estoy deshecha y espero que no tarde toda la vida en darse cuenta de que nosotros podemos "ser"...

aunque lo esperaría, si así fuera


de mi yo más confiado

miércoles, 17 de julio de 2013

5

Yo ya sabía. Y me duele la cabeza.   Él estaba raro, y yo lo sabía. Es un idiota. Por fin me atrapó el final de una historia nunca comenzada. Que triste ché, me sabe a derrota. Como lo odio. "Nunca tuvieron los huevos para quererse como se quiere, cuando se quiere tanto que te hace doler" así decía la canción, pero parece que le erré en los cálculos y el quería cantarle a otra...porque el no se los puso no por miedo, porque el no se los puso porque no me quiere a mí, la quiere a ella. Yo me había prometido no gotear salado por estas estupideces del amor, al parecer la estupidez me venció una vez más y las promesas se fueron al caño. No sé si sabrá que me duele. Es tonto, nunca fuimos nada y aún así duele tanto. ¿Por qué duele tanto? El asunto no tiene lógica ni perdón. Él no pensó en que su enamorada va a tener consigo alguien que piense en ella, que la adore, que la quiera aunque ella no a él, pero el también va a tener eso de mi parte y ¿yo qué? En mí ¿quién piensa? Nadie. Yo no tengo nada. Sólo más gotas saladas diluidas en el próximo café y esta idiota entrada de blog que valla a saber cuando pueda sacármela/o de la cabeza. El era tan imperfecto y perfecto _para mí_ a la vez, pero a él le gusta el bello arte masoquista; los dos disfrutamos de eso. Creo que tenemos algo en común. Pero que importa. A la mierda todo. Si el nunca fue mio ni lo sera nunca. Me lo dijo aye en "nuestra" ventana de chat. Ventana que ya no existe, el la borró con un misero perdón de consuelo.


de mi yo un poco no tan confiada

sábado, 13 de julio de 2013

4

Odiaba lo lindo que era quedarse hasta las tres de la mañana hablandote habandome hablandonos, infinitamente, el mundo era nuestro y no. Pero sí. Si lo odiaba por demás. Pero se terminó. Perdón, me equivoqué, nunca se terminó porque jamás comenzó. Odiaba que me hicieras enojar, pero si no lo hacías perdía el sentido, era aburrido. Odiaba nuestras conversaciones triviales y unas que otras profundas. Odiaba el sonido de tu voz por celular, tu respiración casi apagada por el tono de mi voz, y tu sorprendente y notorio "no sé que decir" escrito en la frente". Amé cada vez que me nombrabas a tus próximas conquistas, ver sus fotos y soñar que ser un día alguna de ellas. Amé la cantidad de veces que me respondías lenta y  fríamente, las palabras acuchilladas eran mi perdición favorita. Odiaba que seas tan pesado con tus "jajaja" inconcientes pero repetitivos al punto del cansancio, las ganas que tenías de charletear toda la tarde robándome las horas de siesta que tanto esperaba poder tomar al llegar de la escuela. Odié cada foto que me hiciste ver, odié tu cara y cada rincón de tu ser visto y el no visto, odié esos pantalones caídos que tanto te gustaba usar, odié tus camisas leñadoras y todo lo que llevaras puesto. Odié esos 15 minutos infernales de tu compañia y no tan compañia. Odio esos abrazos sin sentido que me dejaste darte, esos besos en la mejilla que tuve que sufrir y el sentir que me moría de angustia inmediata con cada tacto de tu piel en la mia (que solo pude sentir por unos segundos). Odié todo eso y más. Y te odio. Y te odio tanto porque en realidad lo que antes dije no era del todo cierto, ni siquiera un poco. 


de mi yo no tan confiada


miércoles, 10 de julio de 2013

3

Ella, la que quería ser lo más de lo más y llegaba a  lo más o menos de suerte. La que intentaba alcanzar una supuesta grandeza pero le terminaba ganando el "ella misma" todo el tiempo. Ella quería ser su guitarra, la ansiosa, su única guitarra. Esa que él tocara para ella y para sí, por puro placer de sometimiento, y no por obligación de compra o sobra de lastima. Pero Flynn se había llevado la corona sin dejarle un beso de debut y despedida, dejándola sin nada, sin drama ni chiste, nada. Le había pintado esperanzas y se las había arrancado de un tirón, y con la ayuda de palabras dulces y serenas, esperanzas que para él nunca existieron. Pero para ella sí. Para ella existió todo, las palabras interminables de consuelo, psicología sin paga ni propina, alegría gratis que aún esperaba de vuelta, millares de disculpas, peleas sin sentido, un abrir constante de esa ventana de chat que se había vuelto de vida o muerte para su existencia en esos meses. Pero Flynn ya había marcado los puntos del acuerdo (acuerdo el cual parecía haberse borrado del mapa al principio de la historia, si es que alguna vez nació tal acuerdo) y ahora solo quería la corona para sacarle un poco de brillo y entretenerse cada tanto, no necesitaba a esa alguien, porque esa alguien nunca fue, ni es, ni será de su tipo nunca...y eso es algo irremediable, no hay posibilidad de cambio ni reposición del producto una vez comprado, una vez hecho esto debe ser tratado y cuidado con mucho afecto porque la garantía era de corto plazo, pero parece que él se olvidó de la garantía, y del afecto, parece que el olvidó la compra. Con el tiempo quizás, después del paso de varias guitarras más, él se de cuenta de que esa guitarra ansiosa que se dio el gusto de rechazar sin haberla probado tal vez haya estado hecha para sí, y ahí va a estar ella, esperándolo como siempre, soportando sus locuras y sus cambios de humor porque eso era lo que a ella le encantaba de él y lo que podría hacerlo volver aunque nunca se había ido ni jamás hubiera estado tampoco.


de mi yo más confiado

viernes, 5 de julio de 2013

2

¿Por qué sos tan así? Tan mio y no mio. Tan único, inalcanzable, a dos centímetros de mí. Casi imposible, pero casi. Se te ve tan tranquilo y descontrolado a la vez,  loco, pero indiferente. Quiero que quieras compartirme tu locura, esa que escondes debajo de la almohada todas las noches, esperando al nuevo día ansiosa de salir. Ansiosa como yo de verte otra vez. Y quererte. Y no importa si no me querés, mientras me dejes quererte creo, o no, no sé. Quereme. Si querés. Y sos tan tonto, tan puedo escaparme fácilmente, y yo tan no voy a dejarte ir. Aunque no te tengo. Ni me tenés. Que loco ché. Quiero que quieras saber que me gusta escuchar las canciones hasta la mitad, ver como se derrite la crema en el café y leer hasta altas horas de la noche. Que quieras saber que me gusta usar camisas leñadoras, y sentir frío en los días de invierno porque por alguna extraña razón me hace sentir viva, igual que caminar descalza y cantar a todo pulmón cuando estoy sin companía.  Quiero que me dejes sacar mil fotos de la perfección de tu espalda, esa que nunca ví. Que me tomes de la mano de vez en cuando, no necesito chocolates ni rosas, pero aprendé a percibir cuando necesito un abrazo para no tener que pedírtelo, o a calmarme cuando estoy ansiosa dándome un beso en la frente. Me contento con que por lo menos me llames al celular, no necesito que digas nada si no quieres, con el sonido de tu respiración pendiente me basta y me sobra. O si nó, olvidate de todo, y tirame una sonrisa, vayámonos hasta Hawaii a tirarnos en la arena mil horas infinitas...olvidándonos de todo y de nada y de nosotros y de lo que no somos, pero no de lo que podríamos llegar a ser. Los dos sabemos que esto no tiene arreglo ni desarreglo, pero también que existimos y que el tiempo todo lo puede.


Que el tiempo nos pueda

de mi yo màs confiado

lunes, 1 de julio de 2013

1

Ni siquiera tuvo que hablar para movilizarme. Así de rápido llegó, así de rápido se fue lo dejé partir. Me acordé de su cara y me olvidé de la suya. Beso sin nombre, sin importancia. Impulso desesperado. Pintura corrida después de una noche sin sueño pensando en sus ojos. Esos que no eran míos. Ni nunca lo serían. Te odio. Un olor a cigarro y alcohol me manchaba la piel. Volver a vivir de noche para soñar de madrugada. Madrugaditas fuertes son como para contarte del revuelco de mi alma. Mi alma lo extrañó. Que se curta. Él, si él, el que no quiere lastimarme y arañarme el corazón por miedo a desgarrarlo por completo. Sensación que voy a esperar toda la vida, hasta que el se decida o se dé cuenta del grado de idiotez mental que lleva encima, mientras tratando de ser tierno, me dan ganas de voltearle la cara. Y volteársela otra vez. No me arrepiento del dolor de pies, ni de la plata mal gastada, porque se malgastó bien por mi garganta seca de su amor incomprensible y desafortunado. Los pelos revueltos suplicaban girar y bailar con la música. Y tan biónica loca me volvió de un tirón. Grité tu nombre en silencio. Y me olvidé de tu cara, esa que odio. Como te odio. Me quedó el resto de aromas de una noche inolvidable, inolvidable como el retumbe de la música, el resto de ese beso, y la súplica en silencio de que el que quiero alguna vez me dé uno así (o mejor). 


de mi yo más confiado

lunes, 24 de junio de 2013

¿Qué si sigo enojada?

Pareciera que el señor esperara el paso de la tormenta para dejarse de esconder de una buena vez debajo del paraguas, y seguir con la rutina diaria. Rutina que ella había dejado de soportar, inicio de los primeros relámpagos de la noche. Inicio del odio constante a su persona, odio que se acercaba al extrañamiento, maldito extrañamiento.
Sus pies estaban húmedos y helados por el llanto invisible que le recorría el cuerpo y se reflejaba en el vidrio empañado de la ventana. Quería ser fuerte, pero no le salía. Llorar por algo que nunca había tenido, era algo estúpido, algo de princesas mariconas, y ella no quería ser así. No tenía pañuelos blancos de puntilla a mano, ni una niñera que le sirviera el café con leche mientras le peinara dulcemente los cabellos diciéndole: -tranquila, todo va a estar bien. La alegría de las ilusiones se le había desvanecido casi por completo, como el rubor de sus mejillas agrietadas de angustia sin sentido.
Pero ya era hora de secarse las lágrimas y empolvarse la nariz, porque si bien el sigue escondido debajo del paraguas no sabe que la lluvia se está por convertir en un alerta meteorológico en breve...


de mi yo más confiado

miércoles, 19 de junio de 2013

For a smile they can share the night

pateando ilusiones muertas

Le llegó el gusto amargo a la boca como cada hora en la que no lo veía. Bebió el último sorbo de aquella taza de café que cada minuto transcurrido parecía más triste. Se puso su gorro rojo favorito, ese que le cubría las penas baratas que estaba sintiendo, y salió a la calle en pleno otoño gris que anunciaba nuevas esperanzas muertas. Rosario nunca se había sentido tan opaco. Aspiró el primer aliento de ilusión que le traía el viento con sus hojas marrones manchadas de dudas inconscientes. Pateó una piedra del suelo. Así se sentía de hecho...Como si le hubiesen pateado el alma sin pudor ni conciencia, sin darse cuenta de los actos provocados. Era amante de las esperanzas con sabor a derrota y a nuevos comienzos. Se volvía pequeña, frágil, había empezado a morir lentamente, desangrándose en ilusiones falsas que hacía tiempo habían comenzado una carrera  cuya meta estaba decorada con interrogantes brillantes con luces de neón. La historia se repetía, se rendía, creía haber perdido pero después se daba cuenta de que si bien el tiempo la agarrotaba todavía tenía un par de vueltas para  terminar la carrera_si es que lograba seguir avanzando_.Suspiraba aquella forma de actuar_la de el_ que ya se le había hecho rutina, y trataba de borrar sin éxito de su vida los fantasmas que la obligaban a ser tan estúpida. Le faltaba el aire y vomitaba lo que parecían deseos de cosas imposibles. Se había hartado de soñar tanto con él. Limpió esa heridas invisibles que le quemaban el corazón ya negro de amargura y de pensamientos idiotas y se despidió de las esperanzas que ya se había cansado de usar...las arrancó como quien ya tiene práctica, sin verguenza ni margen de error y las escondió de sí misma.
Las dejaría volar de nuevo en una semana ni más ni menos, si su sentido común se lo permitía...


de mi yo más confiado

martes, 11 de junio de 2013

que comience el show!

A veces me creo actriz, pero el teatro creo, no es lo mio. Ni ahora, ni nunca. Como me gusta actuar que no me mueven ni un ápice la entes desconocidas que te vuelan la cabeza, esas que vos decís que existen, cuando en realidad los cuervos negros de celos suelen picotearme constantemente las entrañas y el corazón. Se me da actuar que te odio, cuando lo que realmente odio es no poder abrazarte y verte esa sonrisa intacta escondida en cada "jajaja" del chat, no poder molestarte con mi dramatismo exagerado (ese que decís que te encanta), no poder escuchar un "te quiero" tuyo. Me siento como Campanita, enamorada de Piter Pan, de su costumbre de llevarse todo por delante, de ser niño y nunca querer cambiar, enamorada de lo que tiene antes sus ojos y al mismo tiempo tan lejos como el mismísimo Everest. Aveces me gusta actuar que soy tuya,  que sos mio (aunque ese "a veces" se me vuelve costumbre), pero la actuación se me fue de las manos hace mucho, justo antes de que la realidad viniera a caerme en los hombros. Hay gentes particulares como tú a la que no le gusta actuar, pero ven la realidad como quieren, a su manera, la vuelven suya y la deforman,  pretendiendo que tu la recibas tal y como la dejan aplaudiéndolos por su falta de tacto que realmente no les importa. Y tú claro, para ellos sólo exageras y creas pajaritos de colores en tu mente.
Se dice que la actuación se constituye de emociones falsas y sentimientos escritos en tinta china ya casi rutinarios, pero yo las emociones ya la tengo a flor de piel, los sentimientos sufren al no poder despegarse del papel, y la rutina se volvió un "tú" constante en este escenario mio sin telón ni suplentes. Me encantaría que alguien pudiera decirte que es lo que querés, porque yo ya me quedé sin inspiración. Que aparezca la nodriza que sí sabe leer, y te lea la historia de como terminamos juntos quizás algún día. Ojalá el destino te obligase a que quieras ser parte de mi obra sin guión, porque butacas hay de sobra y la marquesina queda linda con tu nombre. 
Aún queda tiempo antes del acto final, espero que algún día de estos armes tu discurso de despedida...



de mi yo más confiado

sábado, 8 de junio de 2013

Ese día

Ese día lo odiaba con toda mi alma, odiaba el sabor de sus verdades, el sabor de esos labios que nunca había probado, odiaba todo su ser, lo odiaba todo, lo odiaba ese día...A COMEEEEEEER! Ese día tenía ganas de tirarme a llorar en la alfombra, ese día quería saltearme la cena e irme corriendo de la mesa. Ese día tenía ganas de gritarle a mi mamá "-la verdad es que perdí el apetito, y no sé si a él (aunque nunca haya sido mio) y sí, puede que tenga ganas de llorar por cosas que a tí te parezcan estúpidas, pero para mí no lo son, recuerda que quizás tu también las debes haber vivido hace un tiempo..." Ese día tenía ganas de golpearlo y abrazarlo al mismo tiempo, cosa difícil de hacer por chat...Ese día me volví loca y no me dormí hasta que mis lágrimas saludaron sin pudor a mi almohada. Ese día dudé si lo que le había dicho estaba bien, si lo que le había preguntado lo debería haber preguntado, si hacía las cosas bien, o si no. Y es que creo que lo amo mucho, o no sé. ¿Es posible amar a alguien a quien nunca hayas besado?¿A quién solo hayas visto dos veces (después de ese año a quien ninguno de los dos le importaba el otro)? ¿Es posible amar a alguien que te haya cancelado varias veces (que a mí se me hacen miles)? Pero después me afirmé aunque no tan segura...es posible amar a alguien que te haya hecho sentir hermosa (aunque solo me lo haya creido la mitad de las veces), es posible amar a alguien que te hizo reír cuando solo querías llorar (ardua tarea si es por chat), es posible amar a alguien que haya estado ahí para tí (aunque no nos veamos casi nunca), es posible amarlo. Pero él todavía no sabe. Y se piensa que yo no muero en el camino, pero si lo hago. Y sí, puede que les parezca "melodramática" pero a el siempre le gusto que fuera así, y  a mi siempre me gustó que le gustara eso...Tal vez debería no hablarle por un tiempo, porque si hago lo contrario yo sé que va a pasar. Ese día va a volver...somos como una rueda y giramos con ella. En realidad ya no sé que hacer conmigo, me estoy volviendo loca, y mis amigas me dicen que sea más positiva, ¿quién las entiende? si soy negativa, soy amarga y si soy positiva me estoy ilusionando mucho,¡ponganse de acuerdo! Hasta ahora lo único que sé es que ese día supe que nunca mas le hablaría de nuevo...y hoy lo único que sé es que "ese día" quizá me mentí un poco.

de mi yo mas confiado

jueves, 6 de junio de 2013

Querida risa:

A veces te extraño tanto y no sé como ni donde buscarte. Me gustaría que parecieras cuando todos están callados, cuando nadie sabe que decir por miedo a quedar mal entre gentes desconocidas. Tú a veces llegas de la nada, como el Principito a la Tierra, y sí que vale la pena tu llegada; pero luego te vas, y a veces por días, y ahí , en tal punto, ya no es ta fácil vivir. Sino me existes pareciera que vivo por tener que existir. Luego ruego que llegues, e intento lo posible por traerte de vuelta, porque si no siento que muero lentamente, ahogada en realidad cruda y sin chiste. Cuando yo no puedo traerte rezo para que otros lo logren...y a veces funciona. Esas personas que lograron traerte se merecen miles de medallas y premios mundiales, y no exagero. Esas personas creen quizás que son personas comunes, y que lo que hicieron es un simple acto de rutina (y tal vez lo es, porque si no la rutina no sería la misma, sería peor) pero para mí no lo es. Esas personas no entiendes el vacío que siento cuando no me existes, y a veces sin buscarte logran traerte a mi vida en el momento más apropiado, en el minuto justo. Ahí es cuando esas personas se vuelven héroes, y tú un acto heroico salvándome la vida de Ades. Yo nunca fui de creer tanto en la suerte (no tuve tanto motivos para hacerlo) pero ayer cuando apareciste ahí en el momento justo fue suerte. Suerte querida y esperada. Suerte. Lastima que la suerte dure tan poco, ché.


de mi yo más confiado

domingo, 2 de junio de 2013

producto de mi ingenuidad

Aveces me parece que lloro, que un par de lagrimas de nosequé me salen de los ojos. Aveces me parece que me siento mal, pero quizás me siento bien. Aveces quizás me parece que me siento bien pero quiero llorar. Mis ojos recuerdan esos recuerdos que jamás sucedieron y gritan por llorar, pero por que llorar por algo que nunca pasó?, entonces se vuelve al principio. A borrarse ese amague de lagrimas, esas vivencias no vividas, ese exceso de sensibilidad y me vuelvo a dormir. Dormirse para vivir dormida creo. Y ahí es cuando  me doy cuenta, de que tengo que despertarme y volver a vivir, y acostumbrarme a mí, y a llorar y a vos y a tu forma de ser, y a  no verte. Y ahí es cuando reflexiono...de las veces que hablamos, de ese sin fin de palabras cruzadas en nuestra ventana de chat que es distinta a las otras porque es nuestra. Y el otro día me dí cuenta de algo, de las razones de tus habladurías a mi persona...Existen tres. Es que aunque vos no te des cuenta, yo sí o quizás solo sean ideas mías, pero ¿que pierdo con escribirlas acá? Exacto nada, y por eso no te pido permiso...
Alguna que otra vez (minoría de veces) me hablas porque imagino por ahí estarás aburrido, y sin otra cosa que hacer, porque necesitas entretenimiento a domicilio y ahí es cuando entro yo, con mis flasheos esos que tal vez te gusten o tal vez no, pero vos te reís igual. Y me gusta que te rías, pero a veces no.Perdón. Te quiero.
Otra que otra vez me hablas porque tenés que hacerlo, porque una mosca invicible te molesta diciéndote que no podes vivir sin mí; pero no, no me malinterpretes, ese "sin mí" está sobre valorado por mi conciencia, ese "sin mí" en realidad significa que quizás sabiendo que estoy del otro lado de nuestra ventana de chat vas a estar tranquilo. Es entonces que me contestas cuando querés, pero no me molesta que te muestres así egoísta, porque a veces a mí también se me da por serlo. Perdón. Te quiero. 
Pero hablemos de esa tercera razón por la que me buscás en el chat, se que te encantaría saberla, y vallamos al punto. Esta razón es mi favorita entre todas las otras. Y tal vez son cosas mías y tal vez, no, tal vez mi imaginación vuela mucho (y si es así, te ruego me pares la próxima vez que tus ojos se crucen con los míos), me gusta que me hables por necesidad... vos no te das cuenta, pero yo sí; y te puede parecer estúpido, pero no me importa. Me gusta cuando me hablás por necesidad, por necesidad de reírte y de hacerme reír, por necesidad de extrañarme y hacerte extrañar, por necesidad de quererme y que yo te quiera...y aunque esa razón de hablarme sea la menos utilizada por vos, ahora por el momento (y quizás para siempre) es la única utilizada por mí. 
Perdón. Te quiero.




de mi yo más confiado

sábado, 1 de junio de 2013

aprender a vivir

En un bar se ve todo...desde el reflejo de tus propios ojos en el vaso a el reflejo de los ojos de las otras personas en los de las personas que tienen enfrente. Y hay muchos ojos que ver, muchas bocas, muchas manos, muchos brazos cruzados que ver. Hay muchas mesas que ver. Está esa de dos adultos mayores, que parecen cansados de la rutina, ella cansada de ver a su marido suponer |que sabe todo acerca de ella, hasta como se siente cuando no es así; el no se da cuenta; ella lo perdona. Y siguen cansados de ellos, y de la vida. Esta aquella otra de varios jóvenes de casi 20 años si no me equivoco, esos que creen saberlo todo de las mujeres y por eso también creen saber absolutamente todo de la vida; pero no es así. Ellos pueden saber como encararse a una mina, como hacer lo que quieran con ella e irse con las manos limpias, pero no saben lo que es el amor no saben que es necesitar a alguien, no saben sentirse llenos y vacíos al mismo tiempo (aunque yo tampoco), no saben que se siente vivir. A lo lejos se veía aquella otra mesa...dos enamorados, dos mundos llenándose con los ojos, sonriéndose, viviendo el hoy pero con la preocupación del mañana; ellos saben lo que es la vida,la tienen a dos centímetros de distancia, pero no la llegan a disfrutar demasiado porque se preocupan mucho por como quedará su corazón mañana. Y mañana es mañana no hoy, no es vivir. Pero mis ojos alcanzaron a percibir otra mesa, y eso que era la que más tenía cerca. Eran una nenita y su papá.  Los dos tenían la alegría de compartir con el otro marcada en sus caras, la alegría de vivir, de despertarse y decir:" hoy será un gran día, porque lo compartiré con esta persona", alegría de vivir el hoy, de vivir para prestarle la simple alegria de vivir a otro.Y esa es la mesa que más me gustó, y si la gente (si es que esa gente existe) no entiende lo que quise explicar, es porque quizás prefiere vivir con los ojos cerrados y dejarse llevar por la corriente o tal vez nunca ha querido vivir realmente...


de mi yo más confiado

miércoles, 29 de mayo de 2013

invenciones

No somos nada siéndolo todo. Pero Somos todo siendo nada. Y sí, estoy inventándolo todo. Por tí. Por el encuentro postergado una, dos veces, no sé, se me hace miles...Hoy se da de neutralidad. Y funciona no reirse ni llorar, quedarse quieta sin emociones como la moneda que no cayó ni de cara ni de cruz, la que se trabó por no se que cosa del destino no predestinado. Ella había pensado en qué ponerse, o cual de todas sus sonrisas usar...esa falsa que uno se pone con gente que no le cae bien para ser educado, esa la verdadera, de entre amigas que se borra aveces con el llanto de alegría, o quizás la que se usa por compromiso cuando te dan un regalo de cumpleaños que no era el que esperabas...pero para él se guardó la sonrisa mas sonrisa de todas, esa loca que busca la sonrisa del otro, esa que te obliga a despertarte si estas aburrido o deprimido o tal vez dormido por falta de motivos para seguir viviendo. Y él no le dio tiempo, tiempo de mostrarle esa sonrisa, que puede que esté hecha para él. Y ella tal vez se hartó de querer arrancar sonrisas, quizás espera que alguna vez se las arranquen a ella. Y piensa que él no debe ser el correcto pero le da otra oportunidad, no quiere dejar un juego que jamás empezó, las fichas recién comienzan a moverse, están en su punto medio, a mitad de recorrido sin recorrer. Y sí, estoy inventándolo todo. Por tí. Porque tú eres mi todo, en este momento. Tal vez el no sienta que es su todo, en este momento, ni mañana, ni nunca, pero eso no importa... Ella lo quiere, y el cree que también, y eso basta. Basta para que  el juego siga su rumbo de una maldita vez. Y sí ríete( ironicamente, con orgullo de macho o solo porque pretendías en tu mente un "te lo dije", aunque ambos sepamos que ese "te lo dije" nunca existió) porque estaba inventándolo todo. Por tí. 

porque quizás te quiero o quizás no, quizás estoy inventándolo todo...no sé, lo dejo a tu criterio 



de mi yo más confiado

domingo, 19 de mayo de 2013

como verÁs

"LA IMPLICITUD"

                                                                                es un 
                                                                         término

             que no va 



                                                                        CONMIGO

sábado, 18 de mayo de 2013

noche fria

Hoy se muestra para soñarte en carne viva. De imaginación dolida y doble felicidad. De tenerte acá. Que seas mio. Infinito, para siempre tal vez. De dormirme en tus brazos. De sonreirte en los labios. De que me compartas tu aliento, tu calor, tus "te amo". De mirarte a través de la lluvia, de las sábanas del frio vuelto niebla blanca saliendo de nuestras bocas. Hoy se sostiene de noche negra nublada pero de falta de tu presencia. Amo esas caricias que todavía quizás nuca me des, esas sonrisas que todavía quizás tal vez me des, esos te amos que ya me das pero no así de verdad. Te amo. Hoy pinta de falta de locura, de correrte entre miradas y sonrisas arrancadas a la fuerza, de que robes el aliento de locura de mi boca. Que te quiero, pero la historia es espera. Es locura. Es espera. Pero nadie puede sacarme esta noche que todavia no tengo y que pueda suceder, quizás tal véz mañana...o en mis sueños encantados...


de mi yo más confiado

viernes, 17 de mayo de 2013

experta en el area

Soy experta medio campista en el campo de decir boludeces y dejarme llevar por la neblina de los que se acostumbran a a acostumbrarse a expertos medio campistas como yo. Porque si aveces me rio y vos no, no me importa, mientras me acompañes en mi dolor de sentirme sola, que desaparece cuando él aparece en medio de la lluvia. "Y había una vez" pues, me sentía bien, creo que fue ayer o quizá hoy ya ni me acuerdo, evito pensar en lo que ya se piso un poco demasiado bastante como el chicle rosa de la vereda que ya está negro de tristeza como yo pero solo cuando me llega esa parte del día que me deprime. Me deprimo cuando me llega esa parte del día y el día se deprime conmigo, y no, no puedo no hacerlo como vos decís, porque es inevitable porque llega sola sin llamarla a cualquier hora, inalienable. Me gusta abrazar a la gente, gente que quiero un poco, no, me corrijo, no es gente linda ni fea ni que conozco de hace mucho ni que quiero poco o demasiado, gente que me hace sentirme bien. Puede parecer egoísta decirlo, pero sinceramente no me gusta mentir ni mucho poco ni poco mucho, es la verdad verdadera mas verdadera de todas las verdades. Encuentro refugio en esos brazos.Los de ÉL. Y. Y me vuelvo adicta, me siento segura de todo el universo al rededor, pero la adicción se me esta volviendo un poco floja y los brazos un poco mancos por no encontrar galaxia alguna para estar con el y abrazarlo, y que me abraze y abrazarnos mutuamente. Pero estoy bien, porque ¿todo estará bien como siempre no? Después de todo deben existir un millar de personas mas a las que abrazar. Tal vez mañana me lo crea. Me trague el trago amargo que aun no se vació por completo en mi garganta pero yo pensaré...SI TODO VA A ESTAR BIEN porque después de todo soy experta medio campista en el campo de decir boludeces y puedo quizás tal vez reirme sola...



aunque ni yo me lo crea




de mi yo mas confiado

jueves, 16 de mayo de 2013

estar

a               
                          la 
deriva.

lunes, 13 de mayo de 2013

y mañana será otro dia

El otoño me revela su lado de angustia que no siento esa que parece estar pero que no se ve, como si fuera indiferente del efecto causado o no causado. Y mañana será otro dia. Y la locura me enloquece, me dan esas ganas de hacer todo o nada, mientras sea loco, pero loco acompañado, esa si es locura. Esa la compartida, la esperada, no la veo, se fugó o nunca llegó. Y mañana será otro día. y todo el mundo te dice "todo estará bien" "hay que esperar eso llega solo" pero a mí me entran y me salen de las orejas como polvora escurridiza porque lo que ellos no saben, o quizás ignoran es que nada estará bien ni hoy ni mañana ni en años porque nada está mal ahora, y que no vale esperar cuando se trata de algo que no tiene ni nombre ni significado. A las personas BUENAS les pasan cosas buenas...y yo sigo esperando la gracia de DIOS o alguna revelación que por ahí pasé de largo. A lo mejor la gente que dice que hay que esperar no sabe nada, no tienen las respuestas que necesito. Y a mí me agarra el apuro, de nos esperar que llegue nada solo, de no detenerse a contemplar el otoño. Esas ganas de vivir, que no sé como usar, ni con  quien, esas ganas que te calientan el alma cuando escuchas tu canción favorita y la gritas a mas no poder y aunque estas sólo no te importa bailar sin que nadie te mire, porque aveces no necesitas a nadie ni a nada. Esas ganas que te vuelven inconciente pero que se quedan ahí, ATASCADAS, en la puerta del comedor esperando que alguien las busque, esas que te dicen Y mañana será otro día. Pero a mi ya no me importa porque todavía busco a alguien que le guste caminar descalzo, y vivir, y los fuegos artificiales en camara lenta, y la lluvia, y gritar y vivir, o que solo se conforme con ser y que yo sea con él porque mañana será otro día pero todavía no terminó el HOY.

de mi yo más confiado

martes, 7 de mayo de 2013

por ahi me da...

Miedo,
miedo de aburrir a las personas,
pero no a todas
a esas que quiero,
que me caen bien.
Porque si se aburren quizás...
quizás ellas quieran irse
salirse de mi vida,
y entonces todo será mi culpa.
Pero no es cuestion de remordimiento
(ni de re morder nada),
se trata de una simple filosofía de supervivencia.
No sería igual sin ellas
y me gusta ser yo
y las extrañaría mucho,
a ellas y a mí. 
Por eso quizás hago reir,
por eso quizás trato de salvar 
cualquier situación de silencio
con mi risa infaltable;
esa que evita situaciones de silencio 
y trata de salvarlos
y de salvarme;
y por eso me da miedo
miedo de que se cansen 
no,no de mi falta de risa...
de mí.

de mi yo mas confiado

estar nerviosa yo

ya decía yo que el timbre haber desaparecido

lunes, 6 de mayo de 2013

la vida misma

y bueno la vida...
da vueltas ella
sube y baja
como montaña rusa
que inspira a la locura
locura de encuentros
encuentros no planeados
plan de salvación
de alegria empinada
que sofoca 
que entristece
pero alegra 
como alegría esencial
como alegría  de esa que se nota
que se extraña
que perdura
infinita
como el cielo
cielo azul
y violeta y verde
y multicolor
de tu alma loca impulsiva 
que vi esta tarde
y me alegró la mia 
por unos minutos...



de mi yo mas confiado

jueves, 2 de mayo de 2013

miércoles, 1 de mayo de 2013

a chillar a la iglesia

A veces quisiera que no me digas "eso" que me decís siempre.
A veces quisiera creerte.
A veces quisiera que me mientas un poco mas.
A veces quisiera que cuando te rías por nada yo también me ria por nada..pero mejor.

A veces quisiera que dejaras de hacerme tantos cumplidos.
A veces quisiera sentir que me los merezco.
A veces quisiera ser un poco mas crédula.
A veces quisiera que me mientas un poco mucho más.
A veces quisiera no alegrarme tanto cuando veo tu nombre junto al punto verde en el chat.

A veces quisiera no desesperarme tanto.
A veces quisiera que cuando no me desespero, el desesperado no seas vos.
A veces quisiera que me odiaras.
A veces quisiera odiarte.
A veces quisiera que la palabra odio no este tan sobre valorada en nuestro contexto.

A veces quisiera no ser yo.
A veces quisiera que mi mente dejara de chillar tanto

porque la mente esta para PENSAR y para chillar...están las AVES.



de mi yo más confiado

martes, 30 de abril de 2013

pero el no es como...

Hay personas en el mundo que nacieron con la cualidad de ser cautivadores a los ojos ajenos, también hay otras que tienen ojos cautivadores, pero ese no es el punto. El es perfecto o al menos lo parece bastante, me encanta. Y a la mayoría. Pero la gente no lo conoce. Y yo, tampoco. Tiene una sonrisa reluciente y gatuna de 100 estrellas, y una risa que suena a mil cascabeles a la vez. Pero el no se preocupa por mí ni yo por el. El no hace relucir sus cascabeles por mí. Ni por ellas. El ya tiene dueña y no me importa. Porque es cautivador para mí como para cualquiera. Sabe lo que quiere y lo consigue, todos deben creer que es así de fácil que con un pase magico de su varita de chico cautivador lo logra; pero no creo que sea así. Aveces el arte de cautivar no viene gratis y sin esfuerzo, aveces si, pero no funciona. Pero no me importa el ni su cautivación. Aunque el tenga todo. Aunque sea cautivador y de ojos verdes. No me importa. Porque el no me conoce ni yo a el. 
Porque el no es como ÉL.


de mi yo mas confiado

miércoles, 24 de abril de 2013

"..."

Dicen...que el amor es la amistad en llamas.

viernes, 19 de abril de 2013

no se por qué

No sé por qué hoy me di la oportunidad de degustar lagrimas saladas, puede ser que al cancelarme ellas vinieron gratis, puede ser que yo tengo que dejar de ser tan INVECIL, o vos tan VOS...de vez en cuando.


de mi yo mas confiado

follow me