music is life♥

domingo, 14 de abril de 2013

Erase una vez


Una niña de cabello castaño escribiendo su historia que aún no tenia fin ni desenlace... Era de esas niñas que soñaban mucho porque todavía no encontraban razones para no hacerlo. Le gustaba tomar café con mucha azúcar para estar siempre despierta y atenta. Amaba el sentido infinito de las palabras y las creaciones de tinta y papel. Era de esas pocas que disfrutaba leer un buen libro y mejor si era recostada en el piso cerca de aquel vidrio donde entraba la luz del sol y su débil intento de quemarle la piel. Aveces se enojaba con ella misma por saber muy pocas cosas de la vida, pero aveces también se daba cuenta que eso o era tan importante, que ella ya sabía bastante de lo necesario. Que al menos con su familia (que aveces no la entendían, y eso no estaba mal, porque nadie nace sabiendo todo), y sus amigos (que alegraban su existencia) sobreviviría. Aveces se mordía los nudillos o se lastimaba los labios de tonta que era, quizás de distraída o ignorante. En la escuela ella era buena, estudiaba y trataba de aprender lo posible aunque tenía miedo de lo que le esperase mas adelante. Como todos. Salía a la calle a encontrarse con gente que quería mucho, gente que estuvo siempre ahí, gente que la llenaba de infancia, y gente con la que a veces no hacía nada, pero que no importaba porque el estar con esa gente era lo que hacía el día especial. Sacaba fotos. Y las pegaba en la pared. Para recordar las cosas que la mantenían alegre. Todavía no había encontrado su propósito de vida (solo sabía que si hacía reir a la gente sería suficiente), y dudaba seriamente encontrarlo. Pero al fin y al cabo, creo que nadie lo encuentra. Y sí alguien lo hizo que le diga donde. Quizás "el felices por siempre." existe desde que nacemos solo que hay que ser atento o inteligente para poder verlo.

Me parece que esa niña debería ser mas atenta.



de la mi yo mas confiado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

comenta si estas aburrido, me interesa tu opinion nimporta que sea

follow me